Devocional

¿Qué buscan?

Al día siguiente Juan estaba de nuevo allí, con dos de sus discípulos. 36 Al ver a Jesús que pasaba por ahí, dijo: —¡Aquí tienen al Cordero de Dios!37 Cuando los dos discípulos le oyeron decir esto, siguieron a Jesús. 38 Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les preguntó: —¿Qué buscan?—Rabí, dónde te hospedas? (Rabí significa: Maestro).39 —Vengan a ver —les contestó Jesús. Ellos fueron, pues, y vieron dónde se hospedaba, y aquel mismo día se quedaron con él. Eran como las cuatro de la tarde. 40 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que, al oír a Juan, habían seguido a Jesús. 41 Andrés encontró primero a su hermano Simón, y le dijo: —Hemos encontrado al Mesías (es decir, el Cristo).

Juan 1:35-41

Para Juan el bautista era claro quien era Jesús. No tenía dudas de que era el Señor. ¿Se imaginan lo fantástico que debe haber sido mirar a Jesús caminar por la calle?. ¿Lo increíble que debe haber sido verlo comprar los alimentos, preparar su desayuno, o hacer cualquier cosa frente a ellos?
Yo no puedo imaginar como debió haber sido atenderlo en el mercado, o hablar algo con Él.?

Sin lugar a dudas. debe haber sido muy impactante para Juan verlo pasar muy cerca suyo.

Creo que Juan estaba impactado, asombrado al verlo y su expresión de asombro, de adoración, de admiración, debió motivar a los discípulos para que lo siguieran y se quedaran con él.

¿Cuán asombroso es para nosotros hoy en día ver a Jesús en las escrituras?
¿Es tan llamativo como al principio pasar tiempo con Él?
Los discípulos de Juan querían conocer al Señor y le buscaron, lo siguieron y se quedaron con Él. ¿Qué se puede decir de nosotros hoy en día?
Estamos detrás de Jesús para estar con Él?

¿Qué buscan? les dijo a los discípulos y ellos quisieron ver donde se alojaba. Ellos querían saber quien era Jesús, como vivía el Señor. Querían formar parte de su vida.

¿Qué hay de nosotros?, ¿Qué buscamos?
Es importante mirar a Jesús con admiración, buscar a Jesús con insistencia, quedarse con el Señor para conocerle.

Andrés encontró primero a su hermano Simón, y le dijo: —Hemos encontrado al Mesías (es decir, el Cristo). (41)

¿Cuántos de nosotros podemos afirmar que hemos encontrado al Señor?
Estos hombres, declararon que lo habían encontrado y luego dieron testimonio de Él.
Hermanos, no dejemos de pasar tiempo con Jesús, él es nuestro Señor. Él es nuestro Maestro. Él es el Mesías.

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *