Matrimonios

COMUNICACIÓN

Una buena comunicación le permite a las parejas conectarse emocionalmente. Dos personas pueden entenderse mejor cuando escuchan al otro y cuando expresan sus necesidades, pensamientos y sentimientos con honestidad. Las parejas sanas se comunican diariamente, conversan sobre temas cotidianos y tienen conversaciones positivas que enriquecen su relación. También, están dispuestas a compartir alegrías y tristezas, a dedicar tiempo para comunicarse constantemente y se esfuerzan por aprender más acerca de su cónyuge.

  1. ¿Cuánto conoces a tu cónyuge?
  2. ¿Qué tan bien conoces a tu cónyuge?
  3. ¿Cuál es el color favorito de tu cónyuge?
  4. ¿Cuál es la comida favorita de su cónyuge?
  5. ¿Cuál es el nombre del perfume o colonia de su cónyuge?
  6. ¿Cuáles son los más grandes temores de su cónyuge?
  7. ¿Cuál es la talla de cintura de su cónyuge?
  8. ¿Cuál es la película favorita de su cónyuge?
  9. ¿A qué parte del mundo le gustaría a su cónyuge visitar algún día?
  10. ¿Cuál es la comida que menos le gusta a su cónyuge?
  11. ¿Cuáles son las metas de su cónyuge?

A menudo pensamos que conocemos a nuestro cónyuge, pero con preguntas como estas podemos llegar a sorprendernos de lo poco que nos conocemos.

La comunicación es el nexo que crea una relación entre personas, en otras palabras, es vital para que exista relación. A través de la comunicación nos conocemos, descubrimos cosas que no sabíamos del otro, aprendemos, crecemos y empezamos a disfrutar la increíble bendición de tener un compañero a nuestro lado. Sin la comunicación no hay relación.

Comunicación es el proceso en el que nos abrimos a otra persona en forma verbal y no verbal de manera tal que ambos comprendemos y aceptamos lo que se ha dicho. En esta definición es claro que es muy importante la acción de escuchar. Por otra parte, “aceptar” no significa estar de acuerdo, sino que quien escucha puede aceptar que lo que el otro dice es la manera en la que ve las cosas, la manera en las que cree o siente con respecto a algo.

LA BASE DE UNA BUENA COMUNICACIÓN SE ENCUENTRA EN DIOS Y EN SU PALABRA.

Génesis 2:18-25

  • Compañerismo
  • Complementación

“LOS PROBLEMAS PUEDEN SURGIR A CAUSA DE LA COMUNICACIÓN NO VERBAL”.

Los gestos y el tono de voz tienen mucho más que decir que unas pocas palabras. Las variables vocales son importantes vehículos del significado. Interpretamos el sonido de la voz, tanto en forma consciente como inconsciente. Cuando la voz se eleva en tono y volumen, las palabras no transmitirán el mismo significado que cuando se dicen suavemente y en un registro bajo. La persona que escucha registra con más facilidad la manera no verbal en que se le entrega el mensaje.

Estudios han identificado que existen 3 componentes básicos en la comunicación: Palabras, Tono de Voz, Gestos (expresión corporal). De estos, los gestos son los que se llevan el mayor porcentaje, seguidos por el tono de voz y las palabras. Es por eso, que las acciones dicen mucho más que las palabras.

Por esta razón es importante aplicarse a escuchar, pero de manera activa

La escucha activa es el esfuerzo físico y mental de querer captar con atención la totalidad del mensaje que se emite, tratando de interpretar el significado correcto del mismo, a través del comunicado verbal y no verbal que realiza la persona e indicándole mediante la retroalimentación lo que creemos que hemos entendido.

Necesitamos construir la comunicación

  • Escucha activamente.
  • Desarrollen un lugar seguro
  • Dense tiempo juntos
  • Admitan sus errores

ACTIVIDAD EN CASA

Aparten un momento del día para practicar la comunicación activa. (Para ambos)

  1. Escucha de manera activa
  2. Busca conocer más a tu cónyuge. Haciendo preguntas que van al corazón y no a la superficie.
  3. Prepárate para que al llegar a casa, tengas algo que hablar con tu cónyuge que no sea del trabajo o de los problemas. Habla a un nivel de sentimientos y emociones.
  4. Ora con tu cónyuge después de esta charla

Esta actividad es personal.

  1. Enumera algunos de tus pensamientos que afectan la comunicación con tu esposo o esposa.
  2. ¿Cuándo te resulta más difícil compartir con tu cónyuge todo lo que crees y sientes?
  3. Describe tu tono de voz y tus gestos cuando estás disgustado. ¿Cómo los describiría tu cónyuge?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *