Matrimonios

Construye la Comunicación. 4 tips…

  1. Escucha con el Corazón

La verdadera comunicación va mucho más allá de comprender de forma precisa las palabras y frases que escuchamos. La verdadera comunicación se alcanza cuando cada una de las partes comprende las emociones que están por debajo de las palabras dichas. Las personas se sienten más conectadas cuando esto sucede.

No solo debemos preguntarnos ¿Qué es lo que acabo de escuchar?, sino, ¿Qué hay detrás de lo que escuche? Por ejemplo, supongamos que una esposa dice: “Creo que nuestra hija no debe ir al jardín. Prefiero que se quede en casa conmigo”. El esposo puede decir: “Entonces piensas que la niña no debe ir al jardín”. Eso muestra que capto sus palabras claramente, pero la meta es captar lo que hay tras esas palabras. Si el esposo dice: “Veo que estas preocupada por la niña”, entonces si capto las emociones de la esposa atrás de las palabras. Entendió los sentimientos de su esposa y su verdadera preocupación.

Cuando hacemos este esfuerzo por encontrar la parte emocional de lo que escuchamos de nuestros esposos y esposas estamos comunicando que nos interesa saber cómo se sienten y que sus emociones nos importan. Cuando no comunicamos esto, la persona no se sentirá amada y la comunicación se desgastará hasta detenerse.

Muchas personas, especialmente los hombres, tienen problemas con esto. Los hombres acostumbran a pensar en forma lineal: Nada de irse por las ramas, hay que ir al grano. Quieren resolver el problema y completar una tarea, no quieren ocuparse de las emociones. Solo les preocupa la manera de “arreglar el asunto”. Sin embargo, si no escuchan ni responden a las emociones, no podrán llegar al verdadero problema. Solo cuando entendemos las emociones podemos comenzar, de manera eficiente, con la tarea de resolver el problema.

La comunicación eficaz en un matrimonio se resume en escuchar y hablar con el corazón. Cuando sentimos que nuestras emociones son entendidas, nos sentimos amados. Es muy distinto de escuchar con la mente, es decir, observando únicamente el contenido de las palabras, sin prestar atención a las emociones.

2. Tengan un Lugar Seguro

Todos nosotros necesitamos un lugar seguro, un lugar donde nos sintamos protegidos de ataques y donde sintamos seguridad hablando acerca de nuestros pensamientos y sentimiento.

Si escuchamos con el corazón y la otra persona se siente profundamente comprendida y amada, se sentirá más segura. Mientras más seguridad haya en la relación, mayor será la apertura y la verdadera intimidad. Un ambiente seguro hace que la comunicación sea más eficaz, y esto produce más seguridad.

3. Hay que Darse Tiempo Juntos

Además de los momentos diarios de diálogo, necesitamos buscar momentos más largos para estar juntos y conversar. Salir los dos solos a caminar o a tomar un café. Acostar a los niños temprano y pasar un tiempo en casa tranquilos. De vez en cuando tener un tiempo especial como ir a cenar o pasar un fin de semana en otro lugar.

Solo dándonos tiempo tranquilos y a solas pueden hacer crecer nuestra comunicación. Es un tiempo que necesitamos planear, no debemos asumir que porque vivimos juntos esos espacios se darán naturalmente. Conforme avanza el tiempo, y sobre todo cuando vienen los hijos, encontrar ese espacio de intimidad se torna un desafío y requiere una firme planeación. No debemos ser negligentes con esto porque si no lo hacemos nos distanciaremos uno del otro sin darnos cuenta.

4. Admitir Nuestros Errores

Cuando admitimos sinceramente que estamos equivocados y el otro tiene la razón, mejoramos la comunicación enormemente y profundizamos la relación con nuestros esposos o esposas. Cuando corresponde necesitamos pedir perdón.

  • Proverbios 28:13 Quien encubre su pecado jamás prospera; quien lo confiesa y lo deja, halla perdón.

Construye la comunicación. Empieza con estos 4 tips…
Cuéntanos como funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *