Matrimonios

Invierte en tu matrimonio, no en la fiesta

Muchas parejas hoy en día piensan que la parte mas importante de su relación matrimonial es la fiesta de casamiento. Quizás no lo verbalizan de esta manera, sin embargo, la gran inversión monetaria que implica una fiesta matrimonial demuestra el gran interés o prioridad que muchas parejas dan a lo que debería estar en una segunda prioridad.

Hace varios años, mientras nos encontrábamos preparándonos para nuestra boda, mi esposa y yo aprendimos y decidimos que nuestra celebración matrimonial no sería lo más importante para nosotros. Obviamente dedicamos un tiempo a preparar nuestra celebración, pero lo que más nos ayudó a construir una buena base en nuestra relación, fue la gran cantidad de tiempo invertido en nuestra preparación prematrimonial.

Durante 8 semanas nos entrenamos en diferentes áreas prematrimoniales que con el tiempo han permitido que desarrollemos herramientas y hábitos que nos permiten tener cada vez un mejor entendimiento uno del otro y por supuesto una mejor comunicación.

La base para un buen matrimonio, es nuestra relación con Dios. La Biblia enseña un pasaje muy adecuado a este principio.

«Si el Señor no edifica la casa,
    en vano se esfuerzan los albañiles.
Si el Señor no cuida la ciudad,
    en vano hacen guardia los vigilantes. (Salmo 127:1, NVI)

Podemos invertir en muchas cosas pensando en tener un buen matrimonio. Una casa, un auto, hijos, amigos, luna de miel, viajes, tiempo, o en muchas otras más. Pero si no tomamos en cuenta a Dios para que construya nuestras relaciones y nuestras vidas matrimoniales, corremos el riesgo de invertir en algo sin futuro.

Así que considere que prepararse para la boda no es lo mismo que prepararse para el matrimonio. La mayor inversión de tiempo y dinero no debe estar enfocada en la planificación de un evento, sino que en la construcción de una vida.

Bendiciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *